martes, 5 de agosto de 2008

Chile en máxima alerta por virus


“No manifiestes preocupación por la ecología, únete en acción por ayudarla”. (Abel Desestress)

Una de las principales industrias alimentarias del país está en crisis a causa de la presencia del virus ISA en centros de cultivo de salmones del sur del país.
El gobierno de Chile anunció que el contagio alcanzó su "máximo nivel" y asignó un presupuesto extraordinario para intensificar las medidas de control y vigilancia.

El impacto ha sido a nivel económico, social y medioambiental. Las críticas apuntan hacia las estrategias de producción y crecimiento.

El virus presente en el sur del país produce una enfermedad llamada Anemia Infecciosa del Salmón (ISA, por su sigla en inglés) y afecta a la especie denominada Salmón del Atlántico.

En Chile, el virus se detectó en 2001 pero no fue hasta julio de 2007 cuando se manifestó la enfermedad



En los años ochenta el mal fue detectado por primera vez en Noruega; y también se ha diagnosticado en Canadá, Escocia, Estados Unidos y las Islas Feroe, un territorio autónomo de Dinamarca.



En Chile, el virus se detectó en 2001 pero no fue hasta julio de 2007 cuando se manifestó la enfermedad, causando numerosas muertes de salmones infectados en un centro de cultivo en el Archipiélago de Chiloé.

Según el Servicio Nacional de Pesca, en la X y XI regiones actualmente existen 19 centros de cultivo con "brote" o foco activo del virus y 19 bajo la categoría de "sospechoso", es decir, que presenta resultado positivo al virus pero que no manifiesta la enfermedad.

A la vez, hay 21 centros en descanso sanitario -clasificados inicialmente como brote o sospechoso y que hoy están sin peces-, y 40 en cuarentena.

Líder mundial

Después de Noruega, Chile es el principal productor mundial de truchas y salmones cultivados.

La salmonicultura representa el 24% de las exportaciones de alimentos del país y el valor agregado bruto de la industria -exportaciones menos costo de alimentos- supera los 1500 millones de dólares.