lunes, 25 de agosto de 2008

“Solo un cerdo justifica su chiquero” (Abel Desestress


Fidel Castro dice que el taekwondista Matos actuó “con dignidad y valentía”
Fidel Castro justifica hoy la brutal agresión de un atleta cubano a un árbitro en Beijing. Dice que “asombrado por una decisión que le pareció totalmente injusta, protestó y lanzó una patada contra el árbitro”. Además dice que la actuación del equipo fue “ejemplar”.

Fidel Castro culpó hoy a los jueces y a la mafia del pobre papel de la delegación cubana en los Juegos Olímpicos de Pekín, donde ganó dos medallas de oro frente a nueve en Atenas, y auguró que en los próximos, en Londres, habrá corrupción, chovinismo europeo y racismo.

En un artículo difundido esta madrugada por medios oficiales, también justifica al taekwondista cubano Ángel Valodia Matos, suspendido de por vida por darle una patada en la cabeza al árbitro, y le manifiesta su “total solidaridad”.

(Todas las fotos del incidente las puede ver pulsando aquí)

“Vi cuando los jueces les robaron descaradamente las peleas a dos boxeadores cubanos en las semifinales. Los nuestros combatieron con dignidad y valentía; atacaban constantemente. Tenían esperanzas de ganar, a pesar de los jueces; pero fue inútil: estaban condenados de antemano”, dice Castro

Sobre Matos, afirma que éste, “asombrado por una decisión que le pareció totalmente injusta, protestó y lanzó una patada contra el árbitro. A su propio entrenador lo habían tratado de comprar, estaba predispuesto e indignado. No pudo contenerse”.

“Es sabido que la mierda flota y se une, tarde o temprano” (Abel Desestress)