domingo, 9 de marzo de 2008

Lo viejos seres que conoces son sabios muy jóvenes para ti (Abel Desestress)


80 AÑOS Y UNIVERSITARIA, ANCIANA CON 20 AÑOS EN EL CORAZON.
Una mujer, de 80 años, se matriculó en la Universidad en EEUU y, cómo son las cosas, contagió su energía a los jóvenes estudiantes que iban a diario con ella a clase.
Envejecer es obligatorio,
pero crecer es opcional
Les causó tal efecto que la convidaron a dar uno de los discursos que abría la temporada de fútbol de la Universidad. He aquí lo que dijo en aquel discurso:
"No dejamos de amar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de amar. Existen algunos secretos para continuar jóvenes, felices y exitosos. Es necesario reír y encontrar el humor en cada día que se nos regala. Es necesario tener un sueño. Cuando se pierden los sueños, uno poco a poco muere.

Hay tantas personas caminando por ahí, vacías y no son conscientes! Hay una enorme diferencia entre envejecer y crecer.

Si tienes 19 años y te quedas acostado en la cama por un año entero, sin hacer nada productivo, llegarás a los 20 años. Lo mismo que hoy, que tengo 87 años y puedo pasar un año completo sin hacer nada, llegaré a los 88 años. Cualquier persona consigue envejecer. Es algo que no exige talento, ni habilidad ninguna.

La idea es crecer, siempre, encontrando oportunidades en las novedades. No tengas remordimientos. Los viejos generalmente no se arrepienten de aquello que hicieron, sino de aquellas cosas que dejaron por hacer.

Las únicas personas que tienen miedo de la muerte, son las que tienen remordimientos. Envejecer es obligatorio, pero crecer es opcional".

Sin Palabras. Hasta Mañana. Sinceramente. Abel Desestress