lunes, 10 de marzo de 2008

El poder está en ti, puedes dar vida y puedes traer muerte (Abel Desestress)


Sobre el Nuevo Hombre
Yo instruyo al hombre nuevo, a una nueva humanidad, un nuevo concepto de ser en el mundo. Yo proclamo al homo novus . El hombre viejo está agonizando, y no hay ninguna necesidad de ayudarlo a que sobreviva más. El hombre viejo está en el lecho de muerte: no te lamentes por él -- ayudalo a morirse. Porque sólo con la muerte de lo viejo puede nacer lo nuevo. La cesación de lo viejo es el principio de lo nuevo.

Mi mensaje para la humanidad es el hombre nuevo . No será menos que eso. No es algo modificado, no es una continuación con el pasado, es algo absolutamente discontinuo.

El hombre hasta ahora no ha vivido de verdad, auténticamente; el hombre ha vivido una pseudovida. El hombre ha vivido con una gran patología, el hombre ha vivido con una gran enfermedad. Y no hay ninguna necesidad de vivir con esta patología -- nosotros podemos salir de la prisión, porque la prisión está hecha con nuestras propias manos. Nosotros estamos en la prisión porque hemos decidido estar en ella -- porque hemos creído que la prisión no es una prisión, que es nuestra casa.

Mi mensaje a la humanidad es: ¡Básta! ¡Es demasiado!. ¡Despierta! Mira qué es lo que el hombre se ha hecho a sí mismo. En tres mil años ha habido cinco mil guerras. No puedes llamar a esto una humanidad saludable. Y sólo de vez en cuando un ha florecido Buddha . Si sólo de vez en cuando en el jardín una planta florece, y las demás partes permanecen sin flores, ¿lo llamarías un jardín? Algo muy básico ha salido mal. Cada persona nace para ser un Buddha: menos de eso no va satisfacerte.

¿Pero qué ha salido mal? ¿Por qué ha vivido el hombre durante miles de años en un infierno? Durante miles de años hemos vivido con los conceptos de que el hombre es un campo de batalla entre lo inferiior y lo superior, lo material y lo espiritual, lo de este mundo y lo del otro mundo, entre lo bueno y lo malo, entre Dios y el Diablo. Como consecuenca de esto se ha limitado el potencial humano .

Para destruir al hombre, para destruir su poder, se ha usado una gran estrategia -- y esta es dividir al hombre en dos. El hombre ha vivido con el concepto de "esto o aquello",: ser materialista o ser espiritualista. Le han dicho que no puedes ser ambos. El cuerpo o el alma -- Te han enseñado que no puedes ser ambos.

Esta causa ha sido la raíz de la miseria de hombre. Un hombre dividido contra sí mismo, permanecerá en infierno. El cielo nace cuando el hombre deja de estar dividido. Un hombre es miserable a causa de su división y un hombre es bendecido por medio de su integridad.

Hasta ahora, la humanidad ha estado esquizofrénica, porque le han enseñado a reprimir, rechazar, negar, muchas partes naturales de su ser . Y rechazándolos, negándolos, tú no puedes destruirla; simplemente se entierran. Siguen funcionando en tu inconsciente; se tornan mucho más peligrosos.

El hombre es un todo orgánico. Y todo lo que Dios le ha dado al hombre debe ser usado; nada tiene que ser negado. El hombre puede ser una orquesta; todo lo que se necesita es el arte de cómo crear una armonía dentro de sí mismo.

Pero tus mal lamadas religiones han estado enseñándole distintas formas de desarmonía, la discordia, el conflicto. Y cuando estás luchando contra tí mismo sigues disipando tu energía. Permaneces embotado, poco inteligente, tonto -- porque sin una gran energía nadie es inteligente en la vida. Cuando la energía rebosa entonces es que hay inteligencia. El rebosar de la energía es la causa de que la inteligencia crezca. Y el hombre ha vivido en una pobreza interior.