miércoles, 15 de octubre de 2008

“Aquí y en China, el que quiere ser, como lo pretende será” (Abel Desestress)


CHINA.- La protagonista de esta historia es Zhao C, natural de la provincia de Jiangxi, que hace tres años quiso renovar su carnéUna joven china de 22 años ha conseguido que un tribunal del país respetara su derecho de llamarse simplemente “C”, pese a que las autoridades de registro civil habían pedido que lo cambiara. CHINA.- La protagonista de esta historia es Zhao C, natural de la provincia de Jiangxi, que hace tres años quiso renovar su carné de identidad y se encontró con numerosos problemas ya que las autoridades querían que se cambiase de nombre. Desde entonces, ha vivido una batalla judicial que se ha resuelto a favor. En el registro civil se argumentaba que un ciudadano chino no puede tener un nombre formado por letras del alfabeto latino ni signos de puntuación y querían que C se llamase de otra forma. “La gente me ha llamado Zhao C desde que era una niña, no sé quién soy si me cambian el nombre”, se quejó la joven que tiene ese nombre porque su padre, Zhao Zirong, eligió la letra C para llamar a su hija por ser la primera letra de la palabra ‘China’. “Xi” de ‘Occidente’ El nombre de la letra en mandarín se pronuncia “xi”, que en chino significa ‘Occidente’. El padre de C es abogado y ha podido defender a su hija en el proceso judicial. Este no es un caso único. Hace unos años un hombre puso a su hijo en nombre de “@” en homenaje a su pasión por Internet.