miércoles, 4 de febrero de 2009

Obama expone a Estados Unidos a atentados nucleares o biológicos muy graves


El ex vicepresidente estadounidense Dick Cheney opinó que la política antiterrorista del gobierno de Barack Obama expone a Estados Unidos a atentados nucleares o biológicos muy graves, en su primera entrevista desde que dejó la función pública.
El nuevo presidente norteamericano va a lamentar su decisión de cerrar la cárcel de Guantánmao y de poner fin a las controvertidas técnicas para interrogar a los sospechosos de terrorismo, asimiladas con la tortura, juzgó quien fue vicepresidente de George W. Bush en una entrevista publicada este miércoles en el sitio de internet Politico.com.
“Son personas que hacen el mal. Y no ganaremos esta batalla tendiendo la otra mejilla”, dijo Cheney, considerado uno de los más poderosos vicepresidentes de la historia de Estados Unidos.
Según él, “un arma nuclear o algún agente biológico” colocados en el corazón de una ciudad norteamericana por extremistas, constituiría “la mayor amenaza” contra Estados Unidos, desde los atentados del 11 de septiembre.
Este tipo de amenaza “podría involucrar la muerte de centenares de miles de personas, y es del tipo de las que hay que pasar mucho tiempo para prevenirse”, afirmó.
“Pienso que hay un alta probabilidad de que haya una tentativa” en ese sentido, afirmó Cheney.
La ejecución de un ataque de este tipo “depende de saber si mantenemos o no la política que nos permitió hacer fracasar todos los intentos de atentados a gran escala contra Estados Unidos desde el 11 de septiembre”, dijo.
Cheney rechazó criticar personalmente al presidente Obama, indicó el político, pero emprendió contra el Partido Demócrata en general, en particular por el plan de relanzamiento económico que prepara el Congreso, estimado en entre 800.000 y 900.000 millones de dólares.
Agregó, además, que mantuvo hace una semana una conversación telefónica con el ex presidente Bush, quien estaba -dijo- “bien”.