miércoles, 23 de septiembre de 2009

Peligra la tumba de Shakespeare

Interior de la iglesia Holy Trinity Church

La iglesia es visitada por miles de personas cada año.

La iglesia donde está enterrado William Shakespeare lanzó una campaña para recaudar fondos con el fin de reparar el techo del templo que amenaza con venirse abajo y dañar el lugar de descanso del dramaturgo inglés.

Una viga esencial en el techo del templo ubicado en Stratford upon Avon, en el centro de Inglaterra, corre el riesgo de desplomarse.

La viga, que sostiene el techo del presbiterio de la iglesia- se encuentra directamente sobre la tumba de Shakespeare.

El reportero de la BBC Nick Higham informó que la iglesia es visitada por unas 250.000 de personas cada año.

Martin Gorrick, el pastor de la iglesia anglicana Holy Trinity Church, señaló a la BBC que hace tres semanas se dieron cuenta del problema.

Reparaciones

"Estábamos haciendo algunas reparaciones importantes y urgentes cuando los obreros encontraron un pedazo de madera que se había caído y esto nos alarmó. Así que cerramos el lugar temporalmente. Es seguro visitar el lugar pero es bastante arriesgado trabajar aquí”, indicó.

Se calcula que las reparaciones costarán aproximadamente US$80.924.

"Ya habíamos recaudado más de US$1 millón que fueron utilizadas en tres proyectos enormes en la iglesia que eran cruciales", añadió Gorrick.

"Ahora para recaudar los US$80.924 que necesitamos estamos buscando fondos provenientes de amigos que conocemos y de otros que aún desconocemos y que puedan ayudarnos", dijo.

Higham señaló que la familia Shakespeare compró los derechos para que el dramaturgo inglés fuera enterrado en el presbiterio de la iglesia a cambio de contribuciones para las reparaciones del templo. Sin embargo, no hay evidencia de que la familia haya donado nada a la iglesia.

El Royal Shakespeare Theatre, el teatro que se encuentra cerca del templo anglicano, está siendo reconstruido por un costo estimado en US$162 millones y se prevé que las obras terminen el año que viene.

Cada año, la población de Stratford upon Avon -donde también nació el dramaturgo- recibe la visita de decenas de miles de personas y el lugar es un centro de producción de obras de Shakespeare.

“La vida es una frase inconclusa, siempre” (Abel Desestress)