domingo, 11 de mayo de 2008

Pagarán impuestos por la emisión de gases... de sus vacas


“Siempre han sido las prohibiciones motivos para el ingenio de evadirlas” (Abel Desestress)

Los campesinos estonios tienen que pagar impuestos por la emisión de gases de sus vacas, ya que las autoridades bálticas consideran que el metano que desprenden los rumiantes contamina el medio ambiente, informa hoy la prensa local.
Según el diario "SL ohtuleht", los primeros campesinos ya han recibido la notificación sobre la obligatoriedad de cotizar a la hacienda pública por las emisiones de sus animales, señala la agencia rusa Interfax.
El líder de la Unión Popular, Jaanus Marrandi, interpeló durante una sesión del Parlamento al ministro de Agricultura para que explique por qué se ha promulgado una ley sobre emisiones de gases por las vacas, que no existe en ningún otro país comunitario.
"La gente está atónita, ya que en ningún otro país de la Unión Europea (UE) se cobra ese impuesto", dijo.
El político opositor se pregunta también cuál es el método utilizado por las autoridades para medir la cantidad de metano que emiten los animales, calcular el impuesto correspondiente y cómo esas cifras figurarán en el presupuesto para este año.
Por su parte, los campesinos apuntan que las vacas siempre expulsan los gases al mismo tiempo que las heces, al contrario que los caballos y las personas.
Según los cálculos del ministerio de Medio Ambiente, el Estado estonio podría recaudar unos 500.000 dólares anuales, ya que en este país existen más de 58.000 cabezas de ganado vacuno.